Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

Introduction

La altura del sillín es el ajuste más básico en cualquier bicicleta clásica. En una bicicleta en posición reclinada, la medida es menos crítica ya que el conductor puede deslizarse hacia arriba y hacia abajo del sillín.

Step 1

¿Dónde? - Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

¿Dónde?

Cada conductor puede decidir la mejor altura para su sillín. Luego, es bueno recordar esta altura para ahorrar tiempo al ajustar otras bicicletas en el futuro. Un buen punto de partida para los conductores inexpertos es que, al sentarse en el sillín, con las caderas niveladas y la biela en la posición más lejana al sillín, la rodilla deberá estar bastante recta, pero no lo suficiente como para bloquearse.

Step 2

Mida la altura correcta del sillín - Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

Mida la altura correcta del sillín

Mida la altura del sillín desde el centro del eje de la biela hasta la parte superior del sillín. Use una cinta métrica antes y después de cualquier ajuste realizado de esta manera, puede volver a la posición anterior en caso de que esta le parezca incómoda.

Step 3

Largo de la Biela - Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

Largo de la Biela

La longitud estándar para las bielas de bicicletas es de 170 mm desde el centro del eje del pedal hasta el centro del eje de la biela, pero esto puede variar. El uso de bielas de diferentes longitudes o incluso diferentes zapatos o pedales puede requerir que tenga que cambiar la altura del sillín para mantener una posición cómoda.

Step 4

Desbloquear - Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

Desbloquear

El pasador del sillín, también conocido como el poste del sillín, puede subir y bajar libremente moviéndose en la parte superior del tubo del sillín. La parte superior del tubo del sillín se encuentra sujetada alrededor del pasador del sillín mediante un perno roscado o un mecanismo de liberación rápida. La abrazadera puede ser parte del marco de la bicicleta o un anillo desmontable que se desliza en el tubo del sillín. Afloje la abrazadera para comenzar a ajustar la altura del sillín.

Step 5

Reposicionar - Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

Reposicionar

Reposicione el pasador del sillín y apriete la abrazadera con los dedos. Revise que el sillín esté totalmente recto y en la altura correcta.

Step 6

Volver a Bloquear - Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

Volver a Bloquear

Cuando crea que ha encontrado la altura adecuada del sillín, vuelva a bloquearlo en su lugar.

Pro Tip

Realice ajustes pequeños y de algo de tiempo al conductor – algunos días o un par de semanas – para que se acostumbre a la nueva posición antes de hacer cualquier ajuste adicional.

Step 7

Límite de Seguridad - Ajustar la Altura del Sillín de la Bicicleta

Límite de Seguridad

El pasador del sillín necesita una cantidad mínima de solapamiento sobre el tubo del sillín. Este límite generalmente se encuentra marcado en el pasador del sillín, con un conjunto de líneas verticales y las palabras “inserción mínima”. La regla general, en caso de que esta marca no se encuentre, es que el límite debe ser 2.5 veces el diámetro del poste del sillón.

Pro Tip

Si no puede tener una posición cómoda sin exponer el límite de seguridad, reemplace el pasador con uno más largo. Hay una gran variedad de tamaños de pasadores, sus diámetros varían en incrementos de 0.2 mm. Obtener el tamaño adecuado es fundamental, por lo que la mejor práctica es llevar el que está reemplazando a la tienda de bicicletas.

Pro Tip

Un pasador de asiento de aluminio puede quedarse bloqueado en un marco de acero mediante un proceso químico conocido como "corrosión bimetálica", "soldado al frío". Para evitar esto, retire el pasador del asiento una vez al año, limpie ambas superficies y luego aplique una capa de grasa antiadherente en el interior del tubo del asiento. Si la bicicleta se utiliza sin guardabarros en condiciones húmedas y saladas (la sal podría salir de la carretera o del sudor del conductor), las superficies deben revisarse y engrasarse con mayor frecuencia, tal vez incluso cada tres meses.